El material de relleno más utilizado es el Acido Hialurónico reticulado. Es un material reabsorbible, que mantiene hidratado el tejido a la vez que rellena el surco o arruga de forma suave y natural.

Se recomienda a  partir de los 40 años o cuando se aprecian arrugas o surcos pronunciados.